Algunas de las 498 Víctimas de la Persecución Religiosa en la II República de España, beatificadas el 28 Oct 2007
Barcelona I
Barcelona II
Burgos, Cartagena, Ciudad Real

BURGOS
 
Bernardo
(Plácido Juan José Fábrega Juliá)

Nació en Camallera (Girona) el 18 de febrero de 1889 y en el Bautismo recibió los nombres de Plácido Juan José. El 9 de marzo de 1901 entró en el Juniorado de los Hermanos Maristas, donde le había precedido uno de sus hermanos. El 8 de septiembre de 1905 hizo los primeros votos y en 1910 los votos perpetuos. Recorrió todas las etapas que los Hermanos de aquella época conocían en las comunidades maristas: cocinero de la comunidad, estudios, profesor de enseñanza primaria, después en la secundaria, subdirector de la escuela, superior de la comunidad y director del colegio. En 1910 enseñó en el colegio de Igualada y en 1916 se encuentra entre los fundadores del Colegio de San José de Barcelona. En 1925 fue nombrado director de la escuela de las minas de carbón de Vallejo de Orbó (Palencia). Su apostolado se centró en la formación de los hijos de los mineros. Llegó a amar apasionadamente a este pueblo trabajador, pobre, e influenciado por ideas antirrel igiosas. Consciente de la pobreza de estas familias, quiso crear para sus hijos oportunidades para un futuro mejor. En 1931 los superiores le encomendaron la dirección de la escuela de Barruelo de Santillán (Palencia), también en la región de las minas. El 6 octubre 1934, hacia las 4 de la mañana, fue asesinado durante la persecución religiosa entonces desencadenada. Su cuerpo fue objeto de insultos, mutilado, arrastrado por los pies hasta la huerta de los Hermanos y abandonado durante 24 horas. Contaba 45 años. Sus restos reposan en la iglesia parroquial de Barruelo de Santillán (Palencia).

CARTAGENA

Ovidio Bertrán
(Esteban Anuncibay Letona)

Nació en Mijancas (Álava), el 26 de diciembre de 1892. Fue bautizado al día siguiente. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo (Burgos) con 16 años, y pocos meses después iniciaba su noviciado. Tomó el hábito el 28 de junio de 1909. Tuvo que volver a su casa por enfermedad, pero regresó restabledido el 2 de octubre de 1910. Emitió los primeros votos el 31 de octubre de 1911, en Bujedo. Hizo la profesión perpetua en Madrid el 25 de julio de 1919. Después del Escolasticado inició su apostolado en la escuela llamada “Beneficencia”, de Madrid. Fue nombrado Director del colegio de Chiclana y posteriormente de Puente Vallecas, uno de los barrios más pobres de Madrid, donde se encontraba cuando en 1931 los milicianos quisieron quemar la escuela, enfurecidos por el maravilloso bien que realizaba en la zona. A continuación pasó a dirigir la Escuela de San Fernando, cerca de Cádiz. Después de dos años pasó a la Escuela San Luis, de Sevilla, y dos años después a la de Lorca, donde estaba cuando sobrevino la persecución religiosa que le llevaría al martirio. Fue asesinado en Lorca con los Hermanos y otros sacerdotes, el 18 de noviembre de 1936. Tenía 43 años.

Hermenegildo Lorenzo
(Modesto Sáez Manzanares)

Nació en Revilla del Campo (Burgos), el 30 de julio de 1903 y recibió el bautismo el 2 de agosto. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo en julio de 1916. Tomó el hábito el 2 de febrero de 1919. Hizo sus primeros votos el 2 de febrero de 1921, en Bujedo. Emitió la Profesión Perpetua el 28 de agosto de 1928, en Bujedo. Después del Escolasticado inició el apostolado en la escuela de Puente Vallecas, en Madrid, de donde pasó a Melilla donde estuvo breve tiempo. Pasó luego a la Escuela de Santa Susana, en Madrid, de allí a la Escuela Sagrado Corazón, de Jerez, y a Almería. Su última comunidad fue Lorca, en la cual le sorprendió la persecución religiosa de 1936. Fue detenido con los Hermanos de la comunidad el 30 de julio, y asesinado en la madrugada del 18 de noviembre. Tenía 33 años.

Luciano Pablo

(Germán García García)

Nació en Quintanilla de la Mata (Burgos), el 28 de mayo de 1903. Recibió el bautismo el día 31. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo el 11 de noviembre de 1916. Tomó el hábito religioso el 26 de julio de 1919. Hizo los primeros votos el 28 de febrero de 1921, y los votos perpetuos el 7 de septiembre de 1928, en Bujedo. En septiembre de 1922 comenzó su apostolado en la Escuela de San Martín, de Madrid. En 1926 pasó al Colegio Maravillas, también en Madrid, donde estuvo cinco años. Cuando el colegio fue incendiado el 11 de mayo de 1931, se trasladó a la Escuela de la Inmaculada, de Santiago de Compostela. Estuvo un año en la Escuela La Purísima, de Sevilla, volvió otro año a Madrid y, finalmente, en 1934, fue destinado a Lorca, donde llegó el 9 de septiembre. En esta comunidad le sorprendió la persecución religiosa. Fue detenido con los demás Hermanos de la comunidad el 30 de julio de 1936, y con ellos recibió la muerte el 18 de noviembre de 1936. Tenía 33 años.


Estanislao Víctor

(Crisógono Cordero Fernández)

Nació en Bustillo de la Vega (Palencia), el 8 de octubre de 1908 y recibió el bautismo el día 11. Ingresó en el Noviciado Menor con 16 años, pero, debido a su retraso en los estudios, se le aplazó un año el paso al Noviciado. Hizo su primera profesión e1 26 de agosto de 1927 y la profesión perpetua el 30 de agosto de 1933. Después del Escolasticado inició su apostolado en la Escuela de Peñuelas, de Madrid, en 1930. En 1933 fue destinado a la Escuela San José de Lorca, donde le sorprendió la persecución religiosa. Fue detenido con los demás Hermanos de la comunidad el 30 de julio de 1936, y con ellos recibió la muerte el 18 de noviembre de 1936. Tenía 28 años. d


Lorenzo Santiago

(Emilio Martínez de la Pera y Álava)

Nació en Hueto de Arriba (Álava), el 8 de agosto de 1913 y fue bautizado el mismo día. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo el 16 de febrero de 1926. Tomó el hábito religioso el 14 de agosto de 1929 e hizo sus primeros votos el 15 de agosto de 1930. Terminado el Escolasticado fue destinado a la Escuela San José, de Lorca, donde llegó en septiembre de 1933. Fue su única comunidad, pues allí le sorprendió la persecución religiosa. Fue detenido con los demás Hermanos de la comunidad el 30 de julio de 1936, y con ellos recibió la muerte el 18 de noviembre de 1936. Tenía 23 años.


José María Cánovas Martínez


Nació en Totana (Murcia) el 9 de agosto de 189 y fue bautizado el día 11. Ordenado presbítero en 21 de mayo de 1921 para la diócesis de Cartagena-Murcia, fue destinado como coadjudor de la parroquia de Santiago de Lorca, donde era párroco su hermano mayor. Ejerció allí su ministerio sacerdotal durante 15 años. Fue también capellán en la escuela de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Cuando su hermano mayor entró en la Congregación de la Misión (Paúles) en 1935, D. José María ejerció las funciones de sustituto, esperando también él poder seguir la misma vocación de su hermano. Fue asesinado, junto con los Hermanos de las Escuelas Cristianas, el 18 de noviembre de 1936. Tenía 42 años.



CIUDAD REAL

Narciso de Estenaga y Echevarría
, Obispo

Nació en Logroño el 29 de octubre de 1882 y fue bautizado el 1 de noviembre. Muy niño todavía, quedó huérfano de padre y madre y fue acogido por personas caritativas que lo llevaron a Vitoria. El sacerdote D. Joaquín Lamadrid, mártir también en 1936, había fundado en Toledo un colegio para niños huérfanos o pobres, y llevó a este centro al pequeño Narciso, al que había tenido ocasión de conocer, quedando impresionado por su vivacidad de inteligencia. Bajo la sabia orientación de este sacerdote, inició los estudios de su carrera eclesiástica en el seminario de Toledo, que culminó con su graduación en Derecho y su ordenación sacerdotal en 1907. Dadas las cualidades excepcionales que le adornaban, pronto fue nombrado canónigo de la catedral primada. El 20 de noviembre de 1922 fue elegido obispo de Ciudad Real, donde hizo su entrada el 12 de agosto de 1923. Verdadero hombre de espíritu, que transmitía con sus obras y palabras, la actividad del nuevo prelado se extendió a todos los campos. Cuando la situación se complicó, sobre todo a mediados de julio de 1936, y peligraban las personas de Iglesia, algunos amigos ofrecieron al Sr. Obispo y a su familiar la posibilidad de ponerse a salvo abandonando la diócesis, lo que no aceptaron. Como diría el Prelado: “mi puesto está aquí”. Nuevamente el día 26 ó 27 les ofrecieron la posibilidad de librarse, y su respuesta fue la misma: “aquí está mi puesto”. El 5 de agosto un grupo de milicianos armados asaltaron el obispado, donde él residía, y empezaron un registro meticuloso. El Sr. Obispo defendió el Sagrario de una profanación inminente. En un momento dado amenazaron con matar al Prelado, quien, de rodillas, les dijo: “matadme”. Pero no lo hicieron. El día 12 de agosto los echaron fuera del obispado y los acogió una familia amiga, con quien permanecieron hasta el día 22. Ese día los milicianos asaltaron la casa y se llevaron al Sr. Obispo y a su secretario, que no opusieron la menor resistencia. Los condujeron por el camino de Peralvillo Bajo, hacia el río, donde los asesinaron disparándoles. D. Narciso tenía 53 años. Al día siguiente sus cadáveres fueron vistos por un testigo, que los reconoció. Llevados al depósito del cementerio, los colocaron en dos sencillas cajas de madera y los trasportaron a la sepultura del Cabildo, donde fueron enterrados. El 10 de mayo de 1940 el cadáver de D. Narciso fue sepultado en la catedral.


Julio Melgar Salgado, sacerdote diocesano

D. Julio Melgar Salgado, nació el 16 de a b r i l d e 1 9 0 0 e n B e r c e ro (Valladolid), siendo bautizado el día 22. A los 10 años ingresó en el Seminario vallisoletano, donde completó sus estudios. Allí conoció al Obispo de Ciudad Real D. Narciso Estenaga, quien lo ordenó de sacerdote en 1924 y lo nombró su secretario, pasando a esta nueva diócesis. El día 22 de agosto de 1936 los milicianos asaltaron la casa donde se había refugiado con su Obispo, los llevaron hasta el río y allí los asesinaron disparándoles. D. Julio tenía 36 años. Al día siguiente su cadáver fue enterrado en la tumba que el Capítulo tenía en el cementerio.

Félix González Bustos


Nació en Alcubillas (Ciudad Real) el 23 de febrero de 1903 y fue bautizado cuatro días más tarde. Ingresó en el seminario y fue ordenado sacerdote en 1927. Durante un tiempo estuvo encargado de la parroquia de Carrizosa y a finales de 1934 fue trasladado a Santa Cruz de Mudela. Fue detenido el día 20 de julio de 1936 y llevado a la cárcel del pueblo. Allí, junto con los otros presos, otros sacerdotes y Hermanos de las Escuelas Cristianas, pasó los días entre amenazas y castigos. Sin sentencia alguna, junto con los Hermanos de La Salle y los sacerdotes, la noche del día 18 de agosto de 1936 lo sacaron de la prisión y lo mataron en el cementerio de Valdepeñas. Una fosa común acogió su cuerpo, junto con las otras víctimas. Tenía 33 años.


Pedro Buitrago Morales

Nació en La Solana (Ciudad Real) el 24 de enero de 1883. Ingresó de niño en el seminario de Murcia y concluyó la carrera sacerdotal en Ciudad Real, siendo ordenado sacerdote en diciembre de 1907. Cantó la primera misa en La Solana, donde permaneció algunos años como capellán. En septiembre de 1916 fue nombrado coadjutor de la parroquia de Pedro Muñoz (Ciudad Real), desde donde pasó, también como coadjutor, a Santa Cruz de Mudela. Entre el 20 de julio, en que fue detenido, y el 18 de agosto de 1936, sufrió el mismo calvario de los otros sacerdotes, religiosos y seglares católicos encarcelados. Junto con ellos, fue martirizado en la noche del 18 de agosto y colocado en una fosa común. Tenía 53 años.


Justo Arévalo Mora

Nació en Miguelturra (Ciudad Real) el 19 de julio de 1869, siendo bautizado al día siguiente. En 1895 fue ordenado sacerdote y regentó diversas parroquias, como Guadalmez y Torralta de Calatrava, pasando más tarde como coadjutor a Santa Cruz de Mudela. Dejó este cargo para ser capellán del Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, en el que gozaba de gran simpatía por su celo. Desde el 22 de julio al 18 de agosto de 1936 sufrió el mismo calvario que los presos encerrados en la cárcel del pueblo, entre amenazas de muerte, humillaciones y castigos. Sin sentencia alguna, la noche del día 18 de agosto fue martirizado en el cementerio de Valdepeñas, junto con sus compañeros. Tenía 67 años. 


Agapito León
(Remigio Ángel Olalla Aldea)

Nació en Acinas (Burgos) el 2 de agosto de 1903, y fue bautizado el día 4. Ingresó en el Noviciado Menor de las Escuelas Cristianas de Bujedo en 1916, cuando contaba 13 años. Hizo sus primeros votos el 9 de agosto de 1921 y los votos perpetuos el 26 de agosto de 1928. Después del Escolasticado inició su apostolado como profesor del Noviciado Menor de Griñón. En 1935 fue a Lembecqlez- Hal para seguir el Segundo Noviciado. Al regresar, fue nombrado provisionalmente director de la comunidad de Santa Cruz de Mudela, porque el director estaba enfermo. Allí se encontraba cuando comenzó la persecución religiosa en julio de 1936. Encarcelado el 22 de julio con todos los Hermanos de la comunidad, la noche del 18 de agosto fueron asesinados en el Cementerio de Valdepeñas. Tenía 33 años. 


Josafat Roque
(Urbano Corral González)

Nació en Navaojos de Losa (Burgos) el 6 de diciembre de 1899, y recibió el bautismo el día 8. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo en septiembre de 1913. Tomó el Hábito religioso el 2 de febrero de 1916. Después del Escolasticado en Bujedo, ejerció su apostolado en el colegio Maravillas, de Madrid, en 1919. Después fue nombrado catequista del Noviciado, y de nuevo pasó a Maravillas, donde se encontraba cuando el colegio fue incendiado en 1931. Pasó luego al Colegio de San Fernando, en Andalucía, y en 1933 fue destinado a Santa Cruz de Mudela, donde le sorprendió la persecución religiosa. El 22 de julio de 1936 los cinco Hermanos de la comunidad fueron detenidos por los milicianos. Estuvieron encerrados hasta la noche del 18 de agosto, en que otro grupo de milicianos los condujo, junto a cinco sacerdotes y 20 personas significadas por su fe religiosa, al cementerio de Valdepeñas. Allí fueron sacrifica- 159 160 dos y enterrados en una fosa común. El Hno. Josafat tenía 36 años.


Julio Alfonso
(Valeriano Ruiz Peral)

Nació en Arconada (Palencia) el 15 de septiembre de 1911 y recibió el bautismo el día 17. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo el 1 de febrero de 1926. Al año siguiente, el 1 de febrero de 1927, comenzaba su noviciado. Terminado su Escolasticado, en 1931, inició su apostolado en la Escuela de San Martín, en Madrid. El 12 de septiembre de 1933 llegó a su nueva comunidad de Santa Cruz de Mudela, donde le sorprendió la persecución religiosa de 1936. Detenido con los otros cuatro Hermanos de la comunidad el 22 de julio, fue asesinado el 18 de agosto de 1936 en Valdepeñas con los Hermanos, con cinco sacerdotes y otros 20 seglares muy relevantes por sus convicciones religiosas. Tenía 24 años.


Dámaso Luis
(Antolín Martínez Martínez)

Nació en Armellada (León) el 12 de enero de 1915. Recibió el bautismo al día siguiente, 13 de enero. Ingresó en el Noviciado Menor de Bujedo e1 29 de septiembre de 1928. Tomó el Hábito el 1 de febrero de 1931. Después del Escolasticado fue destinado, en 1934, a Santa Cruz de Mudela. Fue su único campo de apostolado, ya que allí le sorprendió la persecución religiosa de 1936. Detenido con los otros cuatro Hermanos de la comunidad el 22 de julio, fue asesinado el 18 de agosto de 1936 en Valdepeñas, con los Hermanos, con cinco sacerdotes y 20 seglares. Tenía 21 años.

Ladislado Luis
(Isidro Muñoz Antolín)

Nació en Arconada (Palencia) el 8 de mayo de 1916 y fue bautizado el día 14. Ingresó en el Noviciado Menor de las Escuelas Cristianas de Bujedo el 7 de febrero de 1929. Recibió el hábito religioso el 28 de septiembre de 1932. Después del Escolasticado, comenzó su apostolado en Santa Cruz de Mudela, donde llegó el 6 de septiembre de 1935. Fue su único campo de apostolado, ya que allí le sorprendió la persecución religiosa de 1936. Detenido con los otros cuatro Hermanos de la comunidad el 22 de julio, fue asesinado el 18 de agosto en Valdepeñas con los Hermanos, con cinco sacerdotes y otros 20 seglares. Tenía 20 años.
Álvaro Santos Cejudo

Nació en Daimiel (Ciudad Real) el 19 de febrero de 1880 y fue bautizado al día siguiente. Fue Hermano de las Escuelas Cristianas –La Salle– durante ocho años y tuvo que abandonar la congregación por problemas familiares. Años después contrajo matrimonio con María Rubio Márquez y fue padre de siete hijos, algunos de los cuales murieron de corta edad. Trabajaba en la Red Nacional de Ferrocarriles (RENFE), dando siempre testimonio de su fe cristiana. Era Adorador nocturno, verdadero católico practicante, por lo que los anticlericales lo miraban con cierta ojeriza y lo tenían fichado. El 22 de julio de 1936 un grupo de fusileros registraron su casa y lo detuvieron durante unas horas. A pesar de ese aviso no dejó de ir al trabajo. El día 2 de agosto uno de sus compañeros le dijo a otro que Álvaro iba todos los días a misa, y que tenía dos hijas religiosas, por lo que lo quiso matar, pero se lo impieron otros ferroviarios. No obstante, lo mandaron arrestar y lo llevaron a la cárcel de Santa Cruz de Mudela, donde se encontró con los tres sacerdotes y los cinco Hermanos de La Salle antes recordados. Con ellos rezaba el rosario y se animaba a testimoniar su fe. Recibió la corona del martirio un mes más tarde: el día 17 de septiembre por la tarde lo llevaron a Alcázar de San Juan y lo encerraron en el exconvento de los Trinitarios, que hacía de cárcel. Esa misma noche lo llevaron al cementerio y lo fusilaron. Tenía 56 años. El día 17 de septiembre de 1997 sus restos fueron exhumados y trasladados a la iglesia de los Trinitarios de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).